Blog de nomada-en-camino

Islas Galápagos, Ecuador.

Está constituido  por trece islas de origen volcánico y más de una centena de islas y afloramientos rocosos. Su gran reconocimiento se debe a que es esta habitan animales que se pueden encontrar en ninguna otra parte del mundo, tales como las tortugas terrestres gigantes, el pingüino de Galápagos, los pinzones de Darwin, el piquero de patas azules y varias especies de iguanas, entre muchos otros animales.

Sus escenarios son más bien áridos (secos y carentes de humedad), con enormes campos de lava, formaciones rocosas, bosques de cactus y conos volcánicos. En sus paisajes marinos, albergan volcanes subterráneos, paredes verticales y arrecifes de coral, que  son el hogar una extraordinaria biodiversidad.  

Este hermoso archipiélago cuenta con dos estaciones climáticas, estación caliente y estación seca. La primera transcurre entre enero y mayo, también es conocida como estación lluviosa, mientras que la segunda se extiende desde  junio hasta diciembre.

Durante la estación caliente, el agua está más caliente y el mar está más calmo, por lo que es favorable hacer actividades acuáticas como nadar, o  hacer snorkel. También durante esta época es ideal para el avistamiento de aves, siendo protagonistas de grandes espectáculos, como el cortejo.

Durante la segunda temporada las aguas son más frías, que son el tipo de temperaturas que prefieren los mamíferos, por lo que se hace más posible un avistamiento de estas creaturas, por ello la actividad recomendada es el buceo. En esta época es la mejor para avistar grandes mamíferos marinos, tales como ballenas jorobadas y delfines, pues se encuentran en pleno proceso migratorio. En agosto, también ocurre la temporada de nacimiento de lobos marinos, mientras que septiembre es el mejor momento para ver a los pingüinos de las Galápagos.  

     


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: